Esta semana nuestra campeona se enfrenta a una pista rápida, con subidas pronunciadas, donde ganar distancia con los rivales se convierte en una tarea ardua, por las exigencias técnicas de potencia requeridas, y una recta desafiante que define quien se alza con el podio.

Este año intentará quitarse el mal sabor de boca que el circuito le dejó el año pasado, donde pudo haberse proclamado campeona aunque el éxito se hizo de rogar…

¡A por todas!

Deja un comentario

×
×

Carrito